Lo más importante es invisible a los ojos.


El camino del descubrimiento requiere que aprendamos la vía del Universo. Si asumimos un papel de co-creadores en los procesos evolutivos, entonces debemos hacerlo con intención, cuidado y conciencia, como lo hace la naturaleza de manera inconsciente e instintiva. Para hacer esto, necesitamos comprender el conocimiento de los "tres ojos": el empírico sensorial, el conceptual y el meditativo-contemplativo. Cada uno de ellos tiene su propia forma hábil, precisa y justa. Los resultados obtenidos a través de cada uno de ellos deben ser explorados, probados e integrados con los demás, ya que cada uno de ellos utiliza diferentes aspectos y caminos de nuestra naturaleza.

 

La intención del Laboratorio ParamitaLab es conseguir los pilares básicos de una transformación que nos permita llegar a la raíz de los problemas existentes. Para lograrlo trabajamos con lo que identificamos como los pilares fundamentales de una transformación, que  son:

  1. La Resonancia con el propio potencial es uno de los recursos que hay que conseguir en el proceso.

  2. Realización específica como resultado que, resonando desde uno mismo, puede aplicarse al grupo permitiendo el enriquecimiento colectivo.

  3. Las seis tierras del potencial humano,