Aprendiendo a Ser Humano

Una invitación a conectar con el universo, sus ciclos y eventos



El cielo y los eventos que en él tienen lugar, sus ritmos y movimientos son, en muchos sentidos, también nuestros. Desde tiempos inmemoriales, el cielo y sus cuerpos han sido identificados, nombrados, leídos e interpretados por los hombres: a veces como seres míticos o legendarios, a veces como signos misteriosos que hay que descifrar. Este es el poder que las estrellas y su danza ejercen sobre nosotros.


Pero más allá de esto, el simple hecho de contemplar el cielo -un espectáculo abrumador en sí mismo- es capaz de darnos una lección invaluable, difícil de describir con palabras, pero que nos impresiona de manera esencial, antigua y profunda. La llegada del Covid-19 ha transformado nuestra realidad; este nuevo año está lleno de retos y, también, de nuevas invitaciones. Uno de estos podría ser prestar más atención al cielo y lo que sucede en él.


Se están produciendo muchos cambios en la Tierra y en nuestras vidas, pero la constancia del cielo y sus cuerpos puede ser una lección para nosotros y servir de inspiración para la década que estamos comenzando: hay algo más grande que nosotros, fiel a su tránsito galáctico, que nos dice que la misma armonía sobria de los astros resuena en todo lo grande y en todo lo pequeño.


Facilitado por Sandra Aisenberg, Florencia La Rosa, Lola Carrasco y Marina Seghetti

  • ¿Cuándo? 4 reuniones, busca fechas en el calendario.

  • ¿Dónde? En línea. Después de registrarse, recibirá, un día antes, el enlace de Zoom para unirse a la reunión.

  • ¿Cuánto cuesta? Participación gratuita.

  • ¿Qué debo preparar? Es importante tener una conexión a Internet estable y, si es posible, conectarse desde una computadora. Un cuaderno y lápices o marcadores.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo